• (222) 644-0152 | comunicacion@redasesoresinmobiliarios.com

  • Change Your Currency

Búsqueda Avanzada

$ 4,000 a $ 25,000,000

Más opciones de búsqueda
Encontramos 0 resultados. Ver resultados
Búsqueda Avanzada

$ 4,000 a $ 25,000,000

Más opciones de búsqueda
encontramos 0 resultados
Sus resultados de búsqueda

Diversificación, el rumbo de las inversiones inmobiliarias en México

Publicado por Red Asesores en 20 enero, 2020
| 0

Puebla, Yucatán, Nuevo León, Tamaulipas y Chihuahua liderarán destinos de inversión en 2020: CBRE

El crecimiento del sector inmobiliario en México crece a diferentes ritmos tras haber sobrevivido al primer año de una nueva administración, que trajo consigo una serie de cambios que agitaron el ambiente de las inversiones en el país.

Lyman Daniels, presidente de CBRE México explicó a Revista Inversión Inmobiliaria que, en lo que va del año, “el sector de bienes raíces es cíclico y bipolar”, sin embargo los diferentes segmentos que lo conforman, en particular de oficinas, industrial, retail y hotelería, “están actuando de manera diferente”, pero sana para el mercado.

“Mi predicción es que, al comparar años de volumen de ventas, 2019 va a ser un año bastante bueno, bastante activo en todo este tipo de activos, incluyendo industrial, oficinas, hotelería y comercial”, agregó.

¿Hacia dónde va la inversión?

Debido al dinamismo tan diverso y otras situaciones como lo que ha sucedido en la Ciudad de México con el freno al sector inmobiliario y la revisión de proyectos, el apetito de inversionistas ha despertado hacia nuevos mercados emergentes en todo el país.

Así lo explicó Yadira Torres, directora de Investigación y Mercados de CBRE México, quien agregó que la capital ocupa el primer lugar nacional de desarrollos, con 85% del inventario de clase A/A+, a pesar de la incertidumbre generada por las nuevas políticas de construcción.

Esto ha generado que en el caso de los mercados emergentes, como Tijuana y Monterrey, se está produciendo una tendencia de migración de oficinas a espacios de mayor calidad, lo que separa a los corporativos de los centros de producción.

“La inversión se está redirigiendo hacía varias de estas ciudades como en el caso de Puebla, Querétaro, León y Cancún, principalmente debido al crecimiento de la población ocupada, lo que está demandando cada vez más centros de trabajo”, detalló.

En ese sentido, la especialista adelantó que para el próximo año se espera que los estados de Puebla, Yucatán, Nuevo León, Tamaulipas y Chihuahua encabecen la lista como destinos de inversión, lo que los convierte en los principales sectores receptores de la misma la manufactura, la industria automotriz y la energía.

“Hay que saber sacar las pinzas y poder identificar qué está creciendo, cómo está creciendo y hacia dónde se está yendo esa inversión. Yo creo que eso es parte de las nuevas estrategias para afrontar los retos que vienen”, enfatizó Yadira Torres.

En cuanto al origen de las inversiones, Estados Unidos y China se colocan como los primeros lugares, este último irrumpiendo con fuerza en el mercado mexicano.

Apuesta a la diversificación

2019 ha sido un año atípico para la inversión en el sector, en eso han coincidido varios expertos, esto derivado, principalmente, de la incertidumbre que ocasionaron las nuevas decisiones de gobierno, principalmente en la capital, así como una desaceleración en la economía nacional y global.

Sin embargo, los inversionistas y desarrolladores tuvieron que buscar la manera de seguir detonando nuevos proyectos, que además de empujar a la economía, fueran atractivos por sus retornos de inversión y atendieran las nuevas necesidades del mercado.

Así, nuevas tendencias como los usos mixtos, los espacios compartidos de oficinas y vivienda, o la innovación en los centros comerciales y parques industriales, empujaron al sector a diversificar su inversión más allá de los centros de desarrollo ya consolidados como la Ciudad de México.

 “El panorama lo vemos con mucha cautela, pero va avanzando. Creemos que si bien a principio de año estuvo un poco en espera, ha ido arrancando, sobre todo aquí en la Ciudad de México (…)

“Nos teníamos que diversificar, meternos a hoteles, a industrial a oficinas, residencial, infraestructura”, señaló a Revista Inversión Inmobiliaria Arturo Bañuelos, vicepresidente ejecutivo de JLL México.

El directivo explicó que, en particular, durante los primeros nueve meses del año se observó un freno a la venta de vivienda residencial media y alta, mientras que la vivienda social continuó avanzando, a pesar de la falta de subsidios, y que la gente dejar de comprar e invertir por cautela.

En contraste, el interés de muchas empresas internacionales de instalarse en México siguió creciendo, sobre todo las de consumo, ya que México es un gran mercado, con buenos motores como el turismo y su industria.

“Si bien las decisiones gubernamentales han pegado a ciertos sectores, creemos que no han pegado de manera drástica, los indicadores macro van bien, la relación con Estados Unidos es buena, pero es con mucha cautela, y esto puede cambiar”, aseveró.

Coworking se dispara

De acuedo con Bañuelos, en el sector cada vez es más común que se desarrollen nuevos proyectos de usos mixtos y compartidos, esto para elevar y dar un mejor uso al terreno de cada obra. “Es una buena estrategia financiera, fiscal y de ejecución. Te da la pauta para tener éxito en el proyecto”, aseguró.

Ejemplo de ello es el sector del coworking, que ha registrado un crecimiento exponencial, pues tan sólo en los últimos 3 años el inventario ha crecido en 87% aproximadamente.

“De acuerdo con proyecciones de CBRE Americas, creemos que el crecimiento del flexspace podría llegar a 9%, incluso, en un escenario del repunte de la economía, en 2021 o 2022 podría alcanzar el 20%”, señaló Yadira Torres, directora de investigación de CBRE México.

Agregó que, en cuanto al sector industrial, México se consolida como el cuarto exportador mundial de automóviles, uno de los segmentos más importantes, seguido de logística y manufactura, mientras que la comercialización de nuevos espacios se ha visto alentada por las exportaciones.

“En los últimos 5 años, la demanda interna creció al 4%, lo que impulsó al e-commerce, y lo cual ha fomentado la presencia de nuevas empresas”, señaló.

Hotelería, factor clave

Si bien la actividad turística en el país ha tenido una desaceleración comparada con años anteriores, el sector de hotelería presenta un panorama muy alentador con la llegada de nuevas habitaciones en zonas con un boom de desarrollo, como lo es la Riviera Nayarit y Jalisco.

Además, esta industria ha registrado un incremento en el gasto promedio de los turistas extranjeros, principalmente canadienses y estadounidenses.

De acuerdo con previsiones de CBRE México, la inversión extranjera directa en hotelería se concentra en Baja California Sur, Quintana Roo, Jalisco y Nayarit.

En tanto, para el retail existen nuevas aperturas de centros comerciales en puerta, en donde la mayor oferta se concentra en la Ciudad de México y Nuevo León.

“Gracias al desarrollo de la logística y al e-commerce se está presentando una diversificación en cuanto a la llegada de nuevas marcas de consumo y expansiones”, destacó Yadira Torres.

México, atractivo para el extranjero

El sector inmobiliario en México se comporta de manera bipolar, con crecimientos muy variados entre los diferentes segmentos, dentro de los que destacan el industrial y el de vivienda en renta, por la entrada de capital internacional de nuevas empresas y jugadores.

En entrevista para Revista Inversión Inmobiliaria, Guillermo Sepúlveda, director general de Avison Young México, dijo que pese a estas variaciones, así como la incertidumbre que generó el cambio de gobierno, México sigue siendo atractivo para la inversión extranjera en el sector.

“Los internacionales siguen muy fuertes, como Black Creek Capital que siguen con lo que llaman Bullish o muy agresivos y lo ven a largo plazo muy bien (…)

“Este año vendimos un edificio de oficinas de 20,000 metros cuadrados (m2) a un fondo alemán y ellos lo siguen viendo a largo plazo en la compra de inmuebles”, enfatizó.

El directivo explicó que lo que sucede en particular en el sector corporativo es que las empresas siguen teniendo interés en instalarse en el país, aunque con mayor cautela.

“El mercado corporativo sigue estando sólido, lo que sucede con las empresas es que bajan sus movimientos de espacio para ser más precavidas en lo que ve cómo se desempeña la economía”, destacó.

En tanto para el sector industrial, Guillermo Sepúlveda estimó que seguirá en crecimiento mientras se mantengan estables las condiciones económicas para el país, mientras que otros sectores como el de hotelería serán cada vez más atractivos para invertir.

“La otra parte que sigue siendo atractiva es la parte de hoteles, sobre todo en los tres puntos donde ya hay hoteles de lujo que son Cabo San Lucas, Riviera Maya y Riviera Nayarita”, concluyó.

Fuente: centrourbano.com

Comparte:

Comparar Propiedades